Aforistas para ser reimpresos

Suponiendo que hoy producimos una cantidad desproporcionada de libros, a menudo inútiles (alrededor de 60.000 al año entre noticias y reimpresiones), pero luego encontrar un libro que consideremos espléndido, bonito de leer o simplemente importante por las más variadas razones en las que tenemos que confiar. un golpe de suerte en una librería de antigüedades o en un mercado, el sitio web Satisfaction y el blog Samgha han compilado una clasificación de los libros “esencial“Y todavía”olvidadoEs decir, de esos libros que, a pesar de su importancia, ya no se pueden leer porque llevan varios años agotados o agotados, ya sea por distracción o por olvido o simplemente porque no venderían las copias necesarias para cubrir los costos.

Evidentemente en este ranking especial que incluye narradores y poetas y ensayistas y autores teatrales olvidados por la edición, no hay rastro de aforistas. Pero esto no debería sorprender: el refrán es un género de nicho, a menudo pasado por alto por críticos, editores y lectores, y los dos blogs también se alinean con esta tendencia.

Así que en el top ten de los top ten olvidados por la publicación que los lectores quisieran volver a ver a plena vista en las librerías, encontramos autores como Lev Tolstoj (I diari, Garzanti 1997) o Max Brod (Vita battagliera autobiografia, il Saggiatore 1967) o Eric Maria Remarque (El obelisco negro, Bombiani 1974), pero de un autor como Antonio Delfini, preferimos señalar la colección de diez cuentos “La memoria del vasco” antes que la colección de refranes “Pequeño libro denso.

De hecho, es en el sector aforístico donde se encuentran las contradicciones editoriales más marcadas. El hecho de que uno de cada diez libros de aforistas esté agotado o agotado ya es una luz roja de advertencia. Luego, notar que algunos grandes aforistas como Stanislaw Lec (Pensamientos despeinados) o Leo Longanesi (Su señora) o Antonio Porchia (Voces) o Jules Renard (Diari 1887-1910) han sido “expulsados” del sistema editorial destaca una situación que es casi como un teatro absurdo. ¡Es como si en la ficción autores como Marcel Proust con su Recherche o Bassani con Il giardino dei Finzi Contini o en poesía autores como Paul Celan ya no estuvieran en la serie de ninguna editorial!

Sin embargo, los aforistas se encuentran entre los más citados en sitios web, en la radio, en las revistas de revistas. ¿Cuántas bromas de políticos e intelectuales se han construido tomando prestados sus refranes?
Lo más incomprensible de este mecanismo de expulsión de aforistas del sistema editorial es la aparente falta de lógica con la que se produce.

Si se jugó un hipotético juego de la torre, no está claro por qué la editorial decidió arrojar de la torre a Leo Longanesi y no a su similar Ennio Flaiano (muy presente en los catálogos de Adelphi), Stanislaw Lec en lugar de Karl Kraus (también exo bien presente en el Adelphi), Antonio Porchia en lugar de Kalhil Gibran.
Dado que ninguno de los muchos blogs tiene el deseo o la paciencia de elaborar una lista de aforistas olvidados, comienzo con un ranking de los cinco primeros “desaparecidos”. Aquí están los cinco primeros:

1) Stanislaw Lec (o Stanislaw Jerzy Lec) Pensamientos desaliñados, Bompiani 2001 y Otros pensamientos desaliñados, Bompiani 1999 con traducción de Pietro Marchesani (extraño decirlo, pero entre los libros que Umberto Eco quisiera llevar a una isla desierta están estos dos colecciones de refranes)

2) Leo Longanesi, La Sua Signora, Rizzoli, 1975 (no conozco a ningún intelectual o estudiante que no haya citado al menos una vez sus agudos refranes)

3) Antonio Porchia, Voces, Il Melangolo, 1994 con traducción de Ernesto Franco (compuso los refranes espirituales más brillantes y conmovedores desde la época de Lao Tse)

4) Marcello Marchesi, Estar o estar bien, Rizzoli 1962, Diario inútil de un hombre de mediana edad, Rizzoli 1963, Il Sadico del Villaggio, Rizzoli 1964, 100 Neoproverbi Rizzoli, 1965, Quién sería Rizzoli, 1966, Santa Pubblictas Schweiller, 1970, Pensieri e Soprapensieri Rizzoli, 1973, Il Malloppo, Bompiani, 1992 (continuamente saqueado por publicistas y creadores de consignas, Marcello Marchesi con uno de sus refranes dio título a la famosa colección “Hasta las hormigas se enojan a su manera”)

5) Gómez de La Serna, Las mil y una Gregueria, Robin, 2002 con traducción de Danilo Manera (la colección italiana más completa de “greguerie” de Gómez de La Serna). Y también Gómez De La Serna, Sghiribizzi, Bompiani 1997 con traducción de Gesualdo Bufalino.

La lista de aforistas olvidados podría seguir y ser muy larga. Una vez más uno se pregunta por qué, por ejemplo, un Dino Basili está agotado y un Manlio Sgalambro en cambio no. ¡Misterios de la publicación!

Jules Renard, Diarios. 1987-1910 (con traducción de Orio Vergnani). SE Milán, 1989

Renè Char, Hojas de Ipnos, 1943-1944, (con traducción de Franco Fortini, Einaudi, 1968

Piero Chiara, Sal y tabaco, Mondadori, 1989

Pitigrilli, Antiballistic Dictionary, Sonzogno, 1953 (la antología de refranes más hermosa que conozco)

Fausto Melotti, Lines, Adelphi 1975 y 1978

Riccardo Bacchelli, La política de un apolítico, Garzanti, 1948 (contiene la colección de refranes 52 pensamientos sobre la historia)

Massimo Bontempelli, Il Bianco e il Nero, Guida 1987 (la colección aforística ni siquiera se incluyó en las Obras seleccionadas de los Meridiani, Mondadori)

Carlo Gragnani, A conti (cuasi) fatti, Cuem, 1989, Si fa per dire, Cuem, 1992

Piergiorgio Bellocchio, Del lado equivocado, Einaudi, 1989

Roberto Gervaso, El grillo que habla, Bompiani 1983, El zorro y la uva, Bompiani, 1989

Alessandro Morandotti, Minime, (3 volúmenes, Schweiller, 1979-1980)

Dino Basili, Mele a Spicchi, Bietti, 1980, Tagliar Corto, Mondadori 1987, Amici Amici, Mondadori 1989, I violini di Chagall, Mondadori, 1991, L’amore è tutto, Newton Compton, 1996

Dino Risi, me gustaría una niña, editorial Asefi, 2001

Dino Verde, Máximo y Mínimo, Ediciones Eri, Rai, 1991

Bruno Barilli, Ancianos y cuadernos inéditos, Einaudi, 1989

Ugo Ojetti, Sessanta, Sansoni, 1957

Angelo Gatti, Las máximas y los personajes, Mondadori, 1934

Franz Fisher, Refranes, Ponte Nuovo Editrice, 1979

Jean Josipovici, Kythira, Isla de Afrodita, Laterza, 1989

Roberto Blazen, Notas sin texto, Adelphi, 1970