Dino Basili, Tecno-Macchiavelino 2012

A la espera del nuevo año, les presento una selección de refranes inéditos de Dino Basili, uno de los intérpretes italianos más importantes del género corto.

En el título “Tecno-Macchiavelino 2012” Dino Basili -con un juego de palabras realmente efectivo- por un lado se refiere a la sentenciosidad y sabiduría política de Maquiavelo (autor muy actual), por otro al jugar con los dos términos “macchiare y” velina “. , cuestiona el uso del papel tisú periodístico como método inadecuado de difusión de noticias, especialmente en el ámbito político (recordemos que Dino Basili fue y sigue siendo periodista parlamentario). Basili’s es un papel de seda al revés donde las reflexiones sobre la situación política contemporánea (recordemos el “Tecno” del título) son verdaderamente irónicas y esclarecedoras.

**

Tecno-Macchiavelino 2012

Las elecciones apresuradas generan callejones sin salida.

**

El aumento en el fondo es inversamente proporcional al producto interno bruto.

**

Las cabezas se unen, las cabezas se dividen, las cabezas cuestan.

**

Nueva entrada en el diccionario Montecitorio. “Tacticismo”: lema compuesto en partes casi iguales de cinismo y táctica.

**

El tecnopríncipe mantiene el incipit y el input muy distintos: el comienzo y el empujón.

**

Pierdes palabras en traición. Veintinueve son suficientes.

**

El secreto de lo políticamente correcto radica en la caída de uno para esto. En el aire, el coro vuela inmediatamente con la boca cerrada.

**

Los narradores-ladrones, entre un evento y otro, logran salirse con la suya.

**

Se necesita urgentemente una campaña de promoción para apoyar a ambos lados C: inteligencia y coraje.

**

“Percibir”: grave riesgo de malentendidos.

**

El electorado volátil no se deja atrapar con un corsé o duplicidad.

**

El dilema se duplica de vez en cuando en un cuadrilema. Juego parecido a los “cuatro cantones” de adultos que no crecen.

**

Spannometría: ciencia de las medidas rápidas y aproximadas. En resumen, en términos políticos.

**

La prueba esencial para la admisión al “club sospechoso” es la destreza en los chismes calumniosos.

**