El refrán en Argentina, Eise Osman

Eise Osman nació en Paraná, en la provincia de Entre Ríos, Argentina. Médico de profesión, trabajó en zonas inhóspitas del sur de Entre Ríos. Ha publicado los siguientes libros: Poemas (con prólogo de Carlos Mastronardi), Hombre isla (poemas y refranes, dos ediciones), El mito, la poesía y la vida (sabio), Los brujos (cuentos y refranes, con Elsa Serur), El beduino errante (refranes), Refranes del beduino errante (con prólogo de Isidoro Blaisten), Oasis para la meditación (refranes), Aprender desaprendiendo (notas y refranes), Refranes, pensamiento y poesía (saggio pubblicato dala Fundación Universidad de Córdoba), Herida del tiempo (poemas ilustrados por Artemio Alisio), Cazador de sombras (Lumen) e En la arena del tiempo (refranes, Lumen).

En los refranes de Eise Osman, la tensión surge al descifrar el absurdo de la condición humana, en un escrito que pretende llegar a la síntesis de las profundas contradicciones de la vida a través de un escepticismo lúcido y esclarecedor. El refrán de Osman oscila entre la intuición y la razón, entre la poesía y el pensamiento filosófico, entre la visión oriental y occidental, entre el tiempo y la eternidad. En un refrán escribe que “Oriente es un barco sin timón en la emoción. Occidente es un puerto sin salida en razón ”. (“El oriental es un barco sin timón en la emoción. El occidental es un puerto sin salida en la razón”).

Por primera vez presento al lector italiano una selección de refranes tomados de Refranes completos del beduino errante que reúne 879 refranes divididos en 3 capítulos: Refranes Filosóficos, Refranes Poéticos mi Refranes de Sentido Común. Según Eise Osman “El refrán es el camino más corto, entre pensar, sentir y decir, aunque a veces sea el camino más largo para comprender”.

Refranes elegidos de Eise Osman Refranes completos del Bedouin wandering, Galerna, 2008

**

Vives en un cambio perpetuo, para evitar que te creas idéntico a ti mismo, que es una forma de eternidad.

Vive en perpetuo cambio, para evitar creer que eres idéntico a ti mismo, que es una forma de eternidad.

**

Mi sombra es la complicidad de mi cuerpo con su nada.

Mi sombra es la complicidad de mi cuerpo con su nada.

**

Ser Dios es entrar en el silencio de los hombres.

Ser Dios es entrar en el silencio de los hombres.

**

Nacemos en el tiempo y morimos en el espacio.

Nacemos en el tiempo y morimos en el espacio.

**

Caminé toda la noche para encontrar una razón que me alumbrara y me alumbró de pronto el sol sin ninguna razón.

Caminé toda la noche para encontrar una razón que me iluminara y de repente el sol se encendió sin ninguna razón.

**

Cuando Caín mató a Abel, tenía adentro a su padre Adán.

Cuando Caín mató a Abel, tenía a su padre Adam adentro.

**

En Oriente, morir es una etapa de la vida, en Occidente, vivir es una etapa de la muerte.

En Oriente, morir es una etapa de la vida, en Occidente, vivir es una etapa de la muerte.

**

Cuando mi ser se funda con el todo, el todo será mi ser, aunque no todo mi ser.

Cuando mi ser se funde con el todo, el todo será mi ser, aunque no todo mi ser.

**

Suele llorar el hombre por las cosas perdidas, sin saberse perdido por las cosas.

El hombre no llorará por las cosas perdidas sin saber que está perdido por las cosas.

**

En cada camino que se bifurca, por uno van nuestros pasos y por otro nuestras dudas.

En cada camino que se bifurca, nuestros pasos van de un lado y nuestras dudas del otro.

**

Miré la noche obscura y noté que mis ojos no me pertenecían.

Miré hacia la noche oscura y noté que mis ojos no me pertenecían.

**

Los hombres están unidos por cadenas de soledad.

Los hombres están unidos por cadenas de soledad.

**

En la decrepitud de los cuerpos, ha hecho nido el espacio, esperando el último aliento del tiempo.

En la decrepitud del cuerpo, el espacio ha hecho un nido, esperando el último aliento del tiempo.

**

Hombres sobrecargados de bagaje transitan por el mundo mostrando sus mercancías, mientras la vida se desliza por el ojo del tiempo, donde sólo pasa un hombre desnudo.

Hombres sobrecargados de equipaje recorren el mundo mostrando sus mercancías, mientras la vida se cuela por el ojo del tiempo, por donde solo pasa un hombre desnudo.

**

En la niñez vemos el mundo con los ojos de nuestros padres, en la juventud con los ojos de nuestros ideales, en la edad adulta con los ojos de nuestros hijos. Sólo la vejez, con su ceguera, nos devuelve nuestra propia visión.

En la infancia vemos el mundo a través de los ojos de nuestros padres, en la juventud con los ojos de nuestros ideales, en la edad adulta con los ojos de nuestros hijos. Sólo la vejez, con su ceguera, nos devuelve la visión.

**

El pasado no me pertenece, yo soy su pertenencia.

El pasado no me pertenece, yo le pertenezco.

**

Cuanto más pequeños son los dioses necesitan más ofrendas.

Cuanto más pequeños son los dioses, más necesitan ofrendas.

**

Llegar para algo se llega por vanidad, llegar para alguien se llega por humanidad.

Lograr algo se logra con vanidad, llegar a alguien se logra con humanidad.

**

Mi sombra y mi ausencia, mis dos únicas pertenencias, hablan de mí sin nombrarme.

Mi sombra y mi ausencia, mis dos únicas posesiones, hablan de mí sin nombrarme.

**

A veces pienso que soy el camino que non elegí.

A veces pienso que son el camino que no elegí.

**

La verdadera intuición es aquella que está más allá de nuestros pasos, y más acá de nuestros sueños.

La verdadera intuición es la que está más allá de nuestros pasos y más allá de nuestros sueños.

**

Miré desde mi ventana un paisaje que ya estaba dentro de mí y sentí una emoción que ya estaba en el paisaje.

Miré desde mi ventana a un paisaje que ya estaba dentro de mí y sentí una emoción que ya estaba en el paisaje.

**
El espacio es el escenario de los objetos. El tiempo lo es de la vida.

El espacio es el escenario de los objetos. El tiempo es vida.

**

Un hombre que llega a ser igual a su imagen, está muerto.

Un hombre que llega a ser igual a su imagen está muerto.

**

Lo que le reprochamos a Dios es no entrar en nuestra razón.

Lo que reprochamos a Dios no entra en nuestra razón.

**

Por qué decir lo que el silencio sabe?

¿Por qué decir lo que sabe el silencio?

**

La semilla es un templo donde habita Dios.

La semilla es el templo donde habita Dios.

**

La palabra desnuda una parte de la verdad que dice, y viste una parte de la mentira que oculta.

La palabra quita una parte de la verdad que dice y reviste una parte de la mentira que oculta.

**

La cultura, esa hija de nuestro cadáver!

¡La cultura es hija de nuestro cadáver!

**

Todos somos Pedro, todos somos Judas, todos somos Cristo. Salvo que nadie es sólo Judas o sólo Cristo.

Todos somos Pedro, todos somos Judas, todos somos Cristo. Excepto que nadie es solo Judas o solo Cristo.

**

Memoria de la luz, mi esperanza, proviene de una estrella muerta.

El recuerdo de la luz, mi esperanza, viene de una estrella muerta.

**
La vejez es un faro hacia adentro, que ilumina el íntimo naufragio de la duración.

La vejez es una luz interior, que ilumina el hundimiento interior de la duración.

**

El refrán es el camino más corto, entre el pensar, el sentir y el decir, aunque a veces es el camino más largo para comprender.

El refrán es el camino más corto, entre pensar, sentir y decir, aunque a veces sea el camino más largo para comprender.

**

El ocio es la capacidad de no hacer lo que los otros quieran.

El ojo es la capacidad de no hacer lo que otros le piden.

**

Todo camino recto es como un punal de doble filo, hiere a diestra y siniestra.

Todo camino recto es como una daga de doble filo, afilada a derecha e izquierda.

**

De la estupidez se aprende, lo que la estupidez no aprende.

De la estupidez aprendemos lo que la estupidez no aprende.

**

Los granos de arena son la pequeñez hacia desierto, el hombre en la moltitud es el desierto de la pequeñez.

Los granos de arena son la pequeñez del desierto, el hombre en la multitud es el desierto de la pequeñez.

**

La felicidad es animal, su limitación es humana.

La felicidad es animal, su limitación es humana.

**

La espina que me hinca, no es culpable de la dureza del suelo en que se apoya.

La espina que me pica no es culpable de la dureza del suelo sobre el que descansa.

**

Lo que se le quita a la riqueza del mondo de un nino, no se le puede restituir a la pobreza del mondo de un adulto.

Lo que se quita de la riqueza del mundo de un niño no se puede devolver a la pobreza del mundo de un adulto.

**

Ser rico en Occidente es poder viajar en Oriente, para sentirse pobre en la India.

Ser rico en Occidente es poder viajar a Oriente, sentirse pobre en India.

**

Mi padre, aquel ser gigante al amanecer, pequeño al mediodía y mi igual en la noche.

Mi padre, ese gigante de la mañana, pequeño al mediodía e igual que yo de noche.

**

El que no tiene la riqueza de la imaginación, es prisionero de la pobreza de los objectos.

Quien no tiene riqueza de imaginación es prisionero de la pobreza de los objetos.

**

El mayor triunfo del hombre moderno es haber demorado la muerte. Su mayor derrota es non saber qué hacer con la vida.

El mayor triunfo del hombre moderno es haber retrasado la muerte. Su mayor derrota es no saber qué hacer con la vida.

**

Si todo fuera un sueño, la pesadilla sería estar esperto.

Si todo fuera un sueño, la pesadilla sería permanecer despierto.

**

La poesía, esa moneda que nos regala la sensibilidad, para poder pagar la vida.

Poesía, esa moneda que nos da sensibilidad, para pagar nuestra vida.

**

A veces, hay dolores imposibles de contener en una herida.

A veces, hay dolores que son imposibles de contener en una herida.

**

Es un destino de espinas el querer gozar la rosa.

Es un destino de espinas intentar disfrutar de la rosa.

**

El hombre es el vacío de la ausencia de Dios. Dios es la plenitud de la presencia del hombre.

El hombre es el vacío de la ausencia de Dios, Dios es la plenitud de la presencia del hombre.

**

Pobre sol, tan potente en su infierno, que no conoce la frescura de las lágrimas.

Pobre sol, tan poderoso en su infierno, que no conoce la frescura de las lágrimas.

**

El hombre moderno paga con once meses de trabajo civilizado, un mes de vacaciones para sentirse primitivo.

El hombre moderno paga con once meses de trabajo civilizado, un mes de vacaciones para sentirse primitivo.

**

En un sueño todo es efímero; en la realidad todo lo efímero es como un sueño.

En un sueño todo es efímero; en realidad todo lo efímero es como un sueño.