El refrán en Moldavia, Efim Tarlapan

Conocí a Efim Tarlapan durante el día sobre el refrán italiano y rumano organizado por la Academia Rumana el 26 de marzo. En esa ocasión (yo fui uno de los ponentes) Efim Tarlapan, que venía específicamente de la República de Moldavia (o más bien Besarabia como se dice allí), presentó su libro de sátiras, fábulas, refranes y epigramas titulado Sonrisas para exportar (Sonrisas para exportar).

Efim Tarlapan (Cortesía del autor)

Paralelamente a la presentación del libro de Tarlapan (el libro en edición bilingüe rumano e italiano fue traducido por Tatiana Ciobanu, Liuba Croituru, Claudia Lupaşcu y Veronica Bordian, mientras que la comisaria del volumen fue la escritora de refranes y pintora Silvana Baroni quien de mi blog ya lo sé) se presentaron otros dos libros: la antología Aforismul en Italia, promovida por la Asociación Italiana para el Refrán y el libro de Valeriu Butulescu, Oasi di sabbia. En este hermanamiento aforístico ideal entre dos países con una gran tradición en formas breves (recuerdo que Emil Cioran nació en Rumanía) la esperanza es que puedan seguir otras iniciativas, creando un puente sólido entre los lectores de habla italiana y rumana.

Efim Tarlapan nació en 1944 en el pueblo de Magurele en Moldovia y actualmente vive entre Chisinau (República de Moldavia) y Cluj-Napoca (Rumania). Se le considera uno de los principales escritores en lengua rumana en el contexto de las formas cortas. Su debut literario tuvo lugar en 1974 con un libro de epigramas, parodias y refranes titulado Lo siento por los inconvenientes ocasionados. A este primer libro le seguirán otros numerosos textos en forma abreviada que le aportarán más de cincuenta premios y galardones (en 2009 recibió el Premio de la República de Moldavia por toda su actividad literaria). Efim Tarlapan es también un estudioso de las formas breves y ha publicado una antología de autores contemporáneos de refranes en lengua rumana, así como una antología mundial del epigrama (Efim me dice que también está preparando una antología sobre el refrán en rumano que también incluye a los autores clásicos).

Como bien lo demuestra el telegrama del Consejo de la Unión de Escritores dirigido al autor en su sexagésimo quinto cumpleaños, Efim Tarlapan es considerado uno de los más grandes epigramas contemporáneos. Como escribe Geroge Corbu en la introducción del libro Sonrisas para exportar “En torno a Efim Tarlapan (entre los más conocidos Gheorge Balici Ion Diviza) crece toda una generación de escritores moldavos que ven en el epigrama la herramienta más eficaz para revelar, a través de la ironía, la brevedad y la hipérbole propia de esta forma, la contradicciones sociales y políticas de esta ex república soviética sometida sistemáticamente a una brutal desnacionalización para borrar cualquier rastro de conexión con la patria Rumanía “. Y nuevamente escribe Geroge Corbu: “Efim Tarlapan define el epigrama El pequeño muñón (pequeño pero capaz de volcar un gran carro, no cualquiera sino aquel en el que los ignorantes, los deshonestos, los impostores, los camaleones, los traidores de la patria, los políticos sin piedad hacia su propio pueblo y país, los destructores de valores y cosas sagradas, los corruptores, de ideales) “.

Efim Tarlapan es también un brillante escritor de refranes. Sus refranes tienen un evidente matiz político y satírico (también recuerda al “facit indignatio versum” del satírico Juvenal) con varias referencias a la historia (y sobre todo a la geografía) del pueblo moldavo. Pero también tienen un contenido moralista y sabio (sin querer moralizar a toda costa).

Les presento una selección de refranes y epigramas extraídos del libro Sonrisas para exportar (Sonrisas para exportar, Editorial Labirint, Chişinău, 2012, traducido por Tatiana Ciobanu, Liuba Croituru, Claudia Lupaşcu y Veronica Bordian. Editado por Silvana Baroni).

**

Efim Tarlapan, refranes y epigramas seleccionados

Es fácil para un médico convertirse en sacerdote: transforma el esqueleto en… reliquias.

Cuando se trata de música, lo mejor que puedes hacer no es cuando cantas como la gente espera, sino cuando la gente canta como tú.

La República de Moldavia también se conoce como el País de las Serpientes. Tiene dos idiomas.

El verdadero éxito de un escritor no se logra cuando los críticos lo elogian, sino cuando los críticos se jactan de él.

Conozco a un ladrón de iconos que los roba por la noche y reza frente a ellos durante el día para que no lo atrapen.

Tengo miedo de las leyes que terminan con un signo de exclamación, pero aún más miedo de las leyes que terminan con puntos suspensivos.

Cada dígito por el que pasa la bala se convierte en un cero.

Es peligroso tener más cielo debajo de los pies que sobre la cabeza.

¿Y si las frutas también lucharan por un lugar mejor en el árbol?

El rumano es un europeo con los Cárpatos en el alma y los Balcanes en la sangre.

Cuando aparece la coma entre el sujeto y el predicado, comienza el caos en la prosa de la vida.

No busque justicia donde los ladrones son más ricos que … los fiscales.

Hoy, frente a las puertas de la literatura, los que no se llaman multitud se agolpan, como frente a un teléfono público.

El hombre en la luna: su mini-eclipse.

Los analfabetos suelen permanecer en la misma clase. Ese trabajador.

¿Qué piensa mi sombra de mí? Cada vez que le hago esta pregunta, ella me da la espalda.

Para el animal, el ser más humano es el caníbal.

El tonto cortó la rama bajo sus pies y cayó sobre la cabeza de Newton. Así se descubrió … la ley de la estupidez universal.

Cada vez en la vida es como en la naturaleza: le hablas a la montaña y el abismo te responde.

El testamento de un tacaño: “¡Enterradme con la voluntad!”

En cada puesta de sol, los Cárpatos son la gigantesca sombra de las colinas de Bessarabe.

Los refugiados son como ríos: ¡nacen en un país y mueren en otro!

La sátira proviene del relámpago y el trueno, el humor de los cielos despejados.

Si tengo que elegir entre ignorantes y envidiosos, elijo lo último. Este al menos conoce mi trabajo.

¿Sabes lo que le falta a nuestro planeta? El calor del infierno y la luz del cielo …

Antes de decidir morir por la patria, ¡piensa bien a quién dejas!

Los escritores dejan el legado a la posteridad, los críticos lo desheredan.

La duración de la infancia depende de la distancia entre preguntas y respuestas.

Ay de la iglesia donde la esposa del sacerdote es más querida que el icono.

Tener hijos es procreación, educarlos y criarlos es creación.

Para mostrarle a su jefe que tiene la espalda recta, déle la espalda.

¿Cuál es la mejor solución: llegar al alma de la mujer a través del cuerpo o su cuerpo a través del alma?

El verdadero héroe solo deja las armas en el museo.

El optimista es el hombre que espera tener un pasado mejor en el futuro.

**

La matanza de cerdos

Algunos chicos haciendo el desfile
Matan al cerdo en el patio.
Yo mato al cerdo
Solo lo hago en la cabina de votación.

**

Doina nuevo

Los tiempos no me estropean:
Hoy como siempre
En un estado sin vida
¡Paso una vida sin estado!

**

Cuando Stalin fue expulsado de un Mauseoleum

Me arrepiento como algunos rusos
Yo también Stalin, lo siento
Que no se quedó en el Mauseoleum
Para poder ir a verlo … y escupirle.

**

A un joven

Con los aros dentro de la nariz
Pendiente de oreja
Dice que es una nueva tendencia
Yo digo: para los bueyes es viejo.

**

Cambio

Por él dando nuestro voto
La vida ha cambiado un poco:
Algunos tienen todo en la vida
De los que no tienen nada.

**

Aduana del Prut

Esta costumbre es fruto de la mente
De una nación codiciosa:
A la salida se lleva a mis padres,
Me separa de los hermanos en la entrada.