L’aforisma en Finlandia, Tiina Lehikoinen

En este blog publiqué la antología hace unos meses. Poetas y aforistas en Finlandia. En la sección del libro sobre los aforistas finlandeses, editado por mí mismo, hay una selección de los autores más representativos del refrán contemporáneo en Finlandia que se dan a conocer por primera vez al público italiano. Si en la cercana Suecia el género literario del trhiller ha acaparado la atención del mercado editorial, en Finlandia el refrán se ha reservado su propio nicho literario y visibilidad, tanto que Finlandia puede definirse como la “tierra de mil lagos y mil aforistas “. En 2005 se fundó la “Asociación Aforística Finlandesa” (“Suomen refranesyhdistys”) con el fin de dar cada vez más visibilidad al refrán finlandés y promover diferentes iniciativas para la difusión de este género literario. Un caso único en Europa (pero quizás también en todo el mundo) en Finlandia hay un día nacional del refrán “Día del Refrán Finlandés”(Se celebra el 18 de abril y coincide con la fecha de fundación de la asociación) y el refrán también se promueve en diversas escuelas. Incluso los premios literarios organizados por la Asociación Aforística de Finlandia son realmente muchos y entre ellos recordamos el premio “Samuli Paronen” que se otorga desde 2006 a aquellos aforistas finlandeses que se han distinguido particularmente en sus carreras. Por razones de espacio, la antología Poetas y aforistas en Finlandia contiene una selección de refranes de aquellos autores que han ganado el premio Samuli Paronen, pero no debemos olvidar que en Finlandia hay muchos otros autores que se han distinguido en el campo aforístico y que nadie en Italia conoce todavía. Uno de estos autores, de hecho autores, es Tiina Lehikoinen.

Tiina Lehikoinen nació en 1982 en Juuka en Finlandia. Desde 2009 vive en Tampere, donde enseña escritura creativa. Ha publicado colecciones de poesía Canciones de uso para barcos de papel y otros cefalópodos (2008), Esculturas seguras (2009) e Al mismo tiempo en otro lugar (2013). Colabora como editora de la revista de poesía Fuego y humo y ha escrito varios artículos de crítica literaria sobre este género.

Tiina Lehikoinen (© Marko Niemi)

En el campo aforístico ha publicado Linternas de nieve de limón (2008) e Isoympyräkatu (2011). El refrán de Tiina Lehikoinen es poético, onírico, simbólico, visionario, a veces oracular y casi se puede definir como el fragmento de un poema fallido. En la colección Isoympyräkatu la autora define sus composiciones como “Fragmentteja, aforismeja, miniatyyrirunoja” (“Fragmentos, refranes, poemas en miniatura”) y no es casualidad que la colección haya sido publicada en el sitio de poesía Poesia.fi. Y el mismo valor poético se encuentra en el primer libro de refranes Linternas de nieve de limón, donde a menudo el refrán se aísla en el espacio en blanco de la página.

Entre los temas presentes en el refrán de Tiina Lehikoinen se encuentran el paisaje, la naturaleza, la soledad, la incomunicabilidad, en un mundo que parece escapar a la visión del individuo. Presento una selección de refranes extraídos de las dos colecciones aforísticas Linternas de nieve de limón mi Isoympyräkatu. La traducción es de Antonio Parente y Paula Loikala:

**

Tiina Lehikoinen, traducción de Antonio Parente

El espectador experimenta el paisaje, identifica los árboles del vidrio, la pantalla misma.

El espectador siente el paisaje, reconoce los árboles desde el cristal, él mismo desde la pantalla.

**

En la selección natural, el individuo tiene un guión de cuero lleno de arañazos.

En la selección natural, el individuo es una pizca de piel llena de arañazos.

**

Los gritos miden la distancia, el silencio que se avecina.

Los gritos miden la distancia, el silencio el que viene al encuentro.

**

Noria frente al paisaje, mar dentro del paisaje.

Una noria frente al paisaje, el mar dentro del paisaje.

**

Perdiste los árboles, tus manos en tu pensamiento tembloroso.

Perdiste los árboles, tus manos en tu pensamiento vacilante.

**

Nuestro trabajo no es comprender el ser, solo sentirlo.

Nuestra tarea no es comprender lo que existe, sino probarlo.

**

Alguien está llorando contra tu espalda, tan silencioso que crees que se está riendo. Se ríe tan silenciosamente que sabes que está llorando.

Alguien está llorando detrás de ti, tan débilmente, que crees que se están riendo. Se ríe tan suavemente que crees que está llorando.

**

¿Por qué? : vacío, hambre, mano: ¿Dónde? extremos del arcoiris y que? dentro de la eternidad tiene lugar.

¿Porque? : el vacío, el hambre, la mano: ¿Dónde? el final del arcoiris y que? Tiene lugar en la eternidad.

**

¿Cómo sabes a dónde conduce la tradición? Los hábitos buenos y obedientes pueden provenir de creencias falsas.

¿Cómo sabes adónde nos lleva la tradición? Incluso los modales buenos y dóciles pueden resultar de creencias erróneas.

**

Armonía del cuerpo, su control. Empiezo a entender por qué la danza es el alma de las religiones, el movimiento ritual establece el primer dios del mundo.

Armonía en el cuerpo, su control. Empecé a comprender por qué la danza es el elemento vital de las religiones, la serie ritual de movimientos, el primer dios del mundo.

**

Las plantas respiran, no respiran.

El espíritu de las plantas respira, no espiritualiza.

**

Marcos y bisagras solo para puertas. Una vibra silenciosa, remeros de viento.

Los marcos y las bisagras no son más que puertas. Un aliento lento, remeros del viento.

**

Su sombra no puede ceder: las moscas y la oscuridad siempre encuentran, anidan el crepúsculo del tupido encaje.

No puedes ahuyentar tu propia sombra: las moscas y la oscuridad siempre la encuentran, anidan en el estanque de encaje mojado de gris.

**

La historia está escrita en libros comerciales, libros náuticos y ladrillos.

La historia se escribe con contratos de compraventa, libros náuticos y montones de ladrillos.

**

Oriente es invariablemente el último punto de los libros occidentales.

Oriente es siempre el punto que concluye los libros occidentales.

**

Mejillas de niño, abolladuras en lo desconocido hasta que tus manos calmen los árboles.

Las mejillas de los niños, huecas en lo desconocido, hasta que tus manos acallan los árboles.

**

No se esconda si no es necesario. Y si lo estamos, hay espacio.
Los límites de dónde uno está y dónde deja de existir.

No te escondes si no existes. Y si existe, hay espacio.
Los límites dentro de los cuales estar, y más allá de los cuales cesa lo existente, en su lugar.

**

Las palabras no significan, por supuesto que no. Ocurren, sin sentido.

Las palabras no tienen significado, obviamente no lo tienen. Ocurren, sin sentido.

**

El lector siempre escribe la frase delante de la tinta, el autor del lector. En la tinta.

El lector escribe siempre delante de la tinta de la oración, el autor escribe al lector. En la tinta.

**

Forma e interior tan iguales que mantienen la misma sombra. Piedras Sin discutir abiertamente, en la misma sombra.

Forma y contenido tan vinculados que comparten la misma sombra. Piedras Desatado sin altercados, a la misma sombra.

**

El amante ve la ventana, la piel, el espejo, la mejilla, no separa la puerta del piso.

El amante ve la ventana, la piel, el espejo, la mejilla, no distingue la puerta del piso.

**

El umbral es conocido por el partidario. El umbral para recordar aumenta.

Quien se va conoce el umbral. El umbral recuerda, crece.

**

Tiina Lehikoinen, Traduzione di Paula Loikala

Enrejado con retinas, el paisaje no es uno. El paisaje nunca está solo.

Una red en la retina, el paisaje no es solo uno. El paisaje nunca está solo.

**

El día siempre ha requerido discursos, la noche el olvido. Eso lo recuerdas.

El día siempre quiere palabras, la noche el olvido. Para hacerte recordar.

**

El mar sostiene al pescador con los dedos, sosteniendo el barco y la idea en el horizonte.

El mar sostiene al pescador con los dedos, sostiene el barco y el pensamiento en el horizonte.

**

Si bien todo esto ya se ha dicho, hay que decirlo de manera que lo sienta, reconozca la sombra.

Aunque todo esto ya esté dicho, es mejor repetirlo para conocerlo mejor; conoce la sombra.

**

Para detenerse, no tendrán tiempo de verte de otra manera.

Para venir tienes que parar, de lo contrario no podrán verte.

**

Necesitamos más leñadores que puedan ver el bosque desde los árboles. Madera en el bosque. En bytes imágenes.

Se necesitan más leñadores que vean el bosque, no solo árboles. En el bosque sin árboles. Imágenes en las sílabas.

**

Las plantas tienen sus números. Como en la oscuridad. No los conocemos.

Las plantas tienen un límite. Como la oscuridad. No lo conocemos.

**

No se puede detener el corazón ni la mano. Esa es la verdad del viaje.

No se puede detener el corazón ni la mano. Estas son las condiciones para el viaje.

**

Solo el necio ladra sin morder, ningún mar separa la piedra del pan.

Solo el necio ladra sin morder, ni siquiera el mar distingue piedra de piedra.

**

Cuando te miras al espejo, recuerdas la isla. Te acuerdas de la selva negra. Tiene que empezar desde la niñez.

Cuando te miras al espejo, recuerdas la isla. Recuerda el bosque oscuro. Tienes que irte, dejar la infancia.

**

Que nada te obliga, abetos, a ser cada día más cruel. Naturaleza más vaga.

Nada te condiciona, abetos que se vuelven más crueles día a día. La naturaleza es cada vez más indefinida.

**

Crees en tus pulmones más que en el habla. Pero, ¿qué son los pulmones que no se mueven, dejan de suceder y se solidifican en arcilla?

Tienes más confianza en tus pulmones que en tus palabras. Pero, ¿qué son los pulmones que no se mueven, terminan y se convierten en arcilla?

**

Levantas tu cuerpo hacia las nubes de lluvia, llenando tu respiración de agua. Miras la forma de las gotas de lluvia, tú mismo, como una imagen.

Levantas tu cuerpo a las nubes de lluvia, tu aliento se llena de agua. Miras la forma de las gotas, tú mismo, reflejadas como una imagen.