Los poemas más bellos y famosos de Giuseppe Ungaretti

Giuseppe Ungaretti – Aforísticamente

Giuseppe Ungaretti (Alejandría en Egipto, 8 de febrero de 1888 – Milán, 1 de junio de 1970) es considerado uno de los más grandes poetas italianos del siglo XX.

“El misterio está ahí, está en nosotros. No lo olvides ”, escribió Giuseppe Ungaretti, para quien la palabra puede iluminar, con su pequeña lámpara, el“ secreto inagotable ”que nos rodea, sin llegar a rascar su misterio. “La palabra es impotente, la palabra nunca podrá dar el secreto que está en nosotros, nunca. Lo acerca ”.

Les presento una colección de los poemas más bellos y famosos de Giuseppe Ungaretti. Entre los temas relacionados se encuentran los poemas más bellos de Eugenio Montale, los poemas más bellos y famosos de Quasimodo y los poemas cortos más bellos.

**

Los poemas más bellos y famosos de Giuseppe Ungaretti

Vigilia

Toda una noche
arrojado cerca
a un compañero
masacrado
con su boca
digrignata
tiempo de luna llena
con congestión
de sus manos
penetrado
en mi silencio
escribí
cartas llenas de amor

Nunca he estado
tanto
apegado a la vida

(Cima Quattro el 23 de diciembre de 1915)

**

Eterno

Entre una flor recogida y otra donada
la nada inexpresable.

**

Hermanos

De que regimiento eres
hermanos?

Temblor de palabra
en la noche

Hoja recién nacida

En el aire pretendiente
revuelta involuntaria
del hombre presente en su
fragilidad

Hermanos

(Mariano el 15 de julio de 1916)

**

Mañana

M’illumino
de inmenso.

(Santa María La Longa el 26 de enero de 1917)

**

San Martino del Carso

De estas casas
no se quedó
que algunos
jirón de pared

De muchos
que me correspondía
no se quedó
ni siquiera mucho

Pero en el corazon
no falta ninguna cruz

Es mi corazon
el país más desgarrado

(Valloncello dell’Albero aislado el 27 de agosto de 1916)

**

Soldados

Es como
otoño
en los arboles
hojas

(Bosque de Courton julio de 1918)

**

Puerto enterrado

Llega el poeta
y luego vuelve a la luz con sus canciones
y los esparce
De este poema
me queda
Es nada
de secreto inagotable

(Mariano el 29 de junio de 1916)

**

Alegría de los naufragios

Y reanuda de inmediato
viaje
ven
después del naufragio
Un sobreviviente
lobo de mar

(Vierta el 14 de febrero de 1917)

**

Soy una criatura

Como esta piedra
de S. Michele
tan frío
muy difícil
tan seco
tan refractario
tan totalmente
disanimata

Como esta piedra
es mi llanto
que no se ve

Los muertos
está descontado
vivo.

(Valloncello di Cima Quattro el 5 de agosto de 1916)

**

Agonía

Morir como alondras sedientas
en el espejismo

O como codorniz
más allá del mar
en los primeros arbustos
por que volar
no tiene mas ganas

Pero no vivas de lamentos
como un jilguero cegado.

**

Rosa en llamas

Su un oceano
de campanas
repentina
flotar otra mañana.

(Vallone el 17 de agosto de 1917)

**

Peso

Ese granjero
confía en la medalla
de Sant’Antonio
y se enciende

Ma me fui e ben nuda
sin espejismo
Llevo mi alma.

(Mariano, 29 de julio de 1916)

**

Despedida

Gentil
Ettore Serra
poesía
el mundo es humanidad
propia vida
florecido de la palabra
la clara maravilla
de un fermento delirante

Cuando encuentro
en este silencio mío
una palabra
cavado está en mi vida
como un abismo.

(Locvizza, 2 de octubre de 1916)

**

vanidad

Repentinamente
es alto
sobre los escombros
el claro
asombro
de inmensidad

Y el hombre
curvo
en el agua
sorpresa
del sol
es encontrado
una sombra
Cullata e
piano
Francia.

(Vallone, 19 de agosto de 1917)

**

Navidad

No quiero
bucear
en una bola de hilo
de carreteras
lo tanta
fatiga
en los hombros

Déjame así
como uno
cosa
cuchillería
en un
ángulo
y olvidado

OMS
no escuchado
otro
que buen calor

Cien
con las cuatro en punto
volteretas de humo
del hogar.

(Nápoles, 26 de diciembre de 1916)

**

Maldición

Cerrado entre cosas mortales

(Incluso el cielo estrellado terminará)

¿Por qué anhelo a Dios?

(Mariano del Friuli, 29 de junio de 1916)

**

Esta noche

Balaustrada de brisa
volver esta noche
mi melancolía.

(Versa, 21 de mayo de 1916)

**

Sereno

Despues de mucho
niebla
a una
a una
revelarse
las estrellas.
Respiración
el fresco
eso me deja
color
del cielo.
Me reconozco
imagen
paso
llevado en un paseo
inmortal.

(Wood of Courton, julio de 1918)

**

Peregrinaje

Alfombrilla de ratón
en estas tripas
de escombros
horas y horas
Yo arrastraba
mi cadáver
usado por el barro
como una suela
o como semilla
por spinalba

Ungaretti
hombre de dolor
solo necesitas una ilusion
para darte coraje

Un foco
di es
pone un mar
en la niebla

(Valloncello dell’Albero aislado, 16 de agosto de 1916)

**

No grites mas

Deja de matar a los muertos
no grites más, no grites
si aún quieres escucharlos,
si esperas no perecer.

Tienen el susurro imperceptible,
ya no hacen ruido
de la hierba que crece,
feliz donde el hombre no pasa.

**

La hermosa noche

¿Qué canción ha subido esta noche?
que teje
de eco cristalino del corazón
las estrellas

Que festival de primavera
corazón en la boda

he estado
un estanque de oscuridad

Ahora muerdo
como un bebe el pecho
espacio

Estoy borracho ahora
del universo

(Devatachi, 24 de agosto de 1916)

**

Día a día

4
Tu nunca, nunca sabrás como me ilumina
La sombra que está a mi lado, tímida
Cuando ya no tenga esperanzas.

**

Día a día

8
Y te amo, te amo, y es un choque constante

**

Los ríos

Me importa este árbol mutilado
Abandonado en este sumidero
Que tiene languidez
De un circo
Antes o despues del show
Y miro
El pasaje tranquilo
Nubes en la luna

Me acosté esta mañana
En una urna de agua
Es como una reliquia
yo descanse

El Isonzo fluye
Me suavizó
Como una piedra suya
Me detuve
Mis cuatro huesos
Y me fui
Como un acróbata
En el agua

Me acurruqué
Cerca de mi ropa
Sucio de guerra
Y como un beduino
Me incliné para recibir
El sol

Este es el Isonzo
Y aqui mejor
Me reconocí
Una fibra dócil
Del universo

Mi tortura
Y cuando
No me creo
En armonia

Mi lo oculto
Manos
Que me intriga
Ellos me dan
La rara
Felicidad

Me acerqué
Las eras
De mi vida

Estos son
Mis ríos

Este es el Serchio
En el que se basaron
Dos mil años tal vez
De mi gente de campo
Y mi padre y mi madre.

Este es el nilo
Quien me vio
Nace y crece
Y arder sin darse cuenta
En las extensas llanuras

Este es el Sena
Y en ese turbio de su
los mezcle
Y me encontré a mi mismo

Estos son mis ríos
Contado en el Isonzo

Esta es mi nostalgia
Que en todos
Me transpira
Ahora que es de noche
Que mi vida me parece
Una corolla
De la oscuridad

(Coti, 16 de agosto de 1916)

**

La madre

Y el corazón cuando de un último latido
Habrá derribado el muro de sombra,
Para llevarme, Madre, al Señor,
Como una vez me darás tu mano.

De rodillas, decidido,
Serás una estatua delante del Señor,
Como ya te vio
Cuando todavía estabas vivo.

Levantarás temblando tus viejos brazos.
Como cuando expiró
Diciendo: Dios mío, aquí estoy.

Y solo cuando me haya perdonado
Querrás mirarme.

Recordarás que me has esperado tanto,
Y tendrás un suspiro rápido en tus ojos.