Skip to content

Poemas de amistad cortos

poemas de amistad cortos
Poemas de amistad cortos
4.5 (90%) 2 vote[s]

Fortaleza

Siempre brinda fortaleza,
alejando la tristeza,
cuando te sale algo mal.
Y es la fuente de alegrías
cuando buenos son tus días,
¡la amistad es esencial!

Abrazos

Son los brazos extendidos,
que los mantiene así unidos,
y les brinda un gran valor.
Nunca te pedirá nada,
porque siempre está apoyada
en la base del amor.

Es un tesoro brillante,
es una perla, un diamante,
si es sincera de verdad.
Sólo si tienes amigos
podrás ser un fiel testigo
¡del valor de la amistad!

Hermanos de verdad

Los amigos son hermanos
que nosotros elegimos,
nos ofrecen sus manos
cuando los necesitamos.

Puertas que se te abren,
y se juntan los caminos,
cuando son necesarios
sus brazos extendidos.

Son los rayos del sol,
que dan calor y abrigo
el amor se fortalece
¡cuando tienes un amigo!

¿Qué es un amigo?

¿Qué es un amigo?
¿Qué es un amigo?
Es quien te ayuda a seguir,
cuando te crees perdido,
quienes te animan a vivir
cuando te das por vencido.

Es el fiel hermano
que te acompaña de la mano
no importa si cae la lluvia
o el sol brilla claro.

Los amigos son

Los amigos son para jugar,
para compartir nuestras penas,
los amigos nos ayudan,
a enfrentar nuestros problemas.

Los amigos están en buenas y malas
y comparten contigo cada día de la semana,
en la escuela, tu casa o el parque,
siempre están ahí para animarte.

Poemas de amistad cortos

Algunas amistades son eternas

Algunas veces encuentras en la vida
una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida
la cambia por completo.

Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.

Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.

Esa es una amistad eterna…
Cuando estás triste
y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo
y hace que ese mundo oscuro y vacío
de repente parezca brillante y pleno.

Tu amistad eterna te ayuda
en los momentos difíciles, tristes,
y de gran confusión.

Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue.

Si pierdes el camino,
tu amistad eterna te guía y te alegra.

Tu amistad eterna te lleva de la mano
y te dice que todo va a salir bien.

Si tú encuentras tal amistad
te sientes feliz y lleno de gozo
porque no tienes nada de qué preocuparte.

Tienes una amistad para toda la vida,

ya que una amistad eterna no tiene fin.

Gacela de la amistad

La amistad es una ráfaga de peces luminosos,
y te arrastra
hacia un océano feliz de mariposas.

La amistad es un plañir de campanas
que invocan el aroma de los cuerpos
en un jardín amanecido de heliotropos.

1150

Al que es amigo, jamás
lo dejen en la estacada,
pero no le pidan nada
ni lo aguarden todo de él:
siempre el amigo más fiel
es una conducta honrada.

Poema de la amistad

No puedo darte soluciones para todos los problemas de
la vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes
y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me
lo pides.

No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes
actuar, pero si te ofrezco el espacio necesario para
crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te
parta el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger
los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quién eres ni quién deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.
En estos días oré por ti…

En estos días me puse a recordar a mis amistades más
preciosas.
Soy una persona feliz: tengo más amigos de lo que
imaginaba.

Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.
Es lo que siento por todos ellos.
Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la
alegría que sienten al verme.

Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y
cuando hablamos, sea en la alegría o sea en la
serenidad, en estos días pensé en mis amigos y amigas,
entre ellos, apareciste tú.

No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.

Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que
transmitías y con la cual desde hace tiempo se
ennoblece mi vida.

Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el
segundo o el tercero de tu lista.
Basta que me quieras como amigo.
Entonces entendí que realmente somos amigos.

Gracias por ser mi amigo.

Vídeos de poemas de amistad cortos