Ramón Eder , La vida ondulante – refranes

Sobre Ramón Eder (Lumbier, 1952), uno de los principales aforistas españoles contemporáneos, ya tuve la oportunidad de escribir un artículo en diciembre de 2010.

En esta primera parte de 2012 se ha estrenado un nuevo libro de refranes de Ramón Eder titulado La vida ondulante. Publicado en la serie aforística “A la mínima”, (serie nacida hace unos años en la editorial Renacimiento con varias publicaciones también de autores extranjeros en su haber), el libro La vida ondulante incluye algunos de los refranes de las colecciones anteriores de Ramón Eder, Hablando en plata (2001) e Ironías (2007), y varios refranes inéditos incluidos en la tercera sección del libro, Pompas de jabón.

El refrán de Ramón Eder evita tanto el tono combinatorio frívolo como la sentenciosidad excesiva que a la larga puede llegar a aburrir. Para el autor español, el refrán debe ser fulminante (“Un buen refrán es un relámpago en las tinieblas”, “un buen refrán es un relámpago en la oscuridad”), breve, irónico, con un uso de la paradoja visto como una antítesis de nuestro rutina mental. Entre los diferentes temas objeto de la puntería satírica del escritor español se encuentran figuras como periodistas, escritores, críticos literarios y políticos que en ocasiones se transforman en verdaderos retratos caricaturizados.

Les presento una breve selección de refranes tomados de la primera y última sección del libro. La vida Ondulante (A la mínima, Renacimiento, Sevilla, 2012).

**

Ramón Eder, La vida ondulante

Si de Séneca como maestro salió Nerón como discípulo, quizá no haya que hacerse demasiadas ilusiones sobre las virtudes de la educación.

Si un alumno como Nerón salió de un maestro como Séneca, no se pueden hacer demasiadas ilusiones sobre las virtudes de la educación.

**

Es típico de los turistas el quejarse de la abundancia de turistas.

Es típico de los turistas quejarse de la abundancia de turistas.

**

Se es igual de inteligente a los veinte años que a los cuarenta, pero con un poco de suerte no se es igual de tonto.

Eres tan inteligente a los veinte como a los cuarenta, pero con un poco de suerte no eres igualmente tonto.

**

Leer un buen libro mal traducido es como escuchar a Beethoven en un transistor

Leer un libro bueno y mal traducido es como escuchar a Beethoven con un transistor.

**

Lo contrario de suicidarse es llevar une doble vida.

Lo contrario a suicidarse es llevar una doble vida.

**

El que publica un libro y no recibe ninguna crítica siempre podrá pensar que ha dejado el mundo atónito.

Cualquiera que publique un libro y no reciba críticas siempre pensará que ha dejado al mundo asombrado.

**

Si tuviéramos siete vidas con qué valentía y desapego moriríamos las tres o cuatro primeras!

Si tuviéramos siete vidas, ¡con qué virtud e indiferencia moriríamos las primeras tres o cuatro veces!

**

Ocultaba un defecto de su cara con unas faldas cortísimas

Ocultaba un defecto en su rostro con una bata muy corta.

**

Lo bueno de leer muchas veces el mismo libro es que poco a poco se va convirtiendo en música.

La belleza de leer el mismo libro muchas veces es que gradualmente se está convirtiendo en música.

**

Síndrome de Lampedusa: estar convencido, siendo un escritor aficionado, de que en la madurez se va a escribir una gran novela.

Síndrome de Lampedusa: estar convencido, ser un escritor apasionado, de que en la madurez escribirás una gran novela.

**

Cualquiera puede hacer profecías, pero muy pocas personas pueden decir qué es lo que está ocurriendo en el presente.

Cualquiera puede hacer profecías, pero pocas personas pueden decir lo que está sucediendo en el presente.

**

Somos inmortales todos los días de nuestra vida, excepto uno.

Somos inmortales todos los días de nuestra vida, excepto uno.

**

La ética no es otra cosas que el egoísmo perfeccionado por la prudencia.

La ética no es otra cosa que el egoísmo perfeccionado con prudencia.

**

Dormir bien es tener solucionado un tercio de la vida.

Dormir bien es haber resuelto un tercio de la vida.

**

La lucha por el poder puede ser terrible, pero la lucha por las migajas del poder es siempre patética.

La lucha por el poder puede ser terrible, pero la lucha por las migajas del poder siempre es patética.

**

Lo que nos alegra los ojos, a veces, nos entristice los oídos.

Lo que alegra nuestros ojos a veces entristece nuestros oídos.

**

Los sabios alegres son más sabios que los sabios tristes.

Los sabios alegres son más sabios que los sabios tristes.

**
La melancolía tiene de bueno que nos impide caer en la megalomanía.

La melancolía tiene lo bueno que evita que caigamos en la megalomanía.

**

El ojo elije, pero la voz confirma y el olfato asiente.

El ojo elige, pero la voz confirma y el olfato asiente.

**
El que no tiene ojos en la nuca no puede ver ciertas cosas.

El que no tiene ojos en la parte posterior de la cabeza no puede ver ciertas cosas.

**

La mala salud nos hace ver cosas que la buena salud nos tapaba.

La mala salud nos hace ver cosas que la buena salud nos ocultaba.

**

Hay gente que nunca sabe el color de los ojos de sus amigos.

Hay personas que no conocen el color de los ojos de sus amigos.

**

No es mérito pequeño el de darle el nombre definitivo a una cosa.

No es un mérito menor dar un nombre definitivo a una cosa.

**

De vez en cuando deberíamos mirarnos la arrogancia como quien se mira el colesterol.

De vez en cuando deberíamos comprobar el arrogancia cómo controlar el colesterol.

**

Haber salvado a una persona de morir ahogada es una de las pocas cosas de las que estamos seguros que hemos hecho bien en vida.

Guardar a una persona de ahogarse es una de las pocas cosas que estamos seguros que hicimos bien en la vida.